Grafía

Grafológicamente, la firma es una biografía abreviada de su autor.
Debe observarse conjuntamente con un texto que la acompañe, pero de cualquier forma, de acuerdo a ciertas características específicas de su signatura, se puede distinguir lo siguiente:

  • Según el tamaño de la firma, grande, tiende a la extraversión.
  • El predominio de formas rectas, revela disciplina, orden y cierto pragmatismo.
  • El ángulo ascendente indica una buena ambición y deseo de superación.
  • Según la presión de la escritura, posee un temperamento práctico y activo.
  • La rúbrica indica seguridad y determinación; una persona que busca concretar sus metas, enfrentando los desafíos y las nuevas situaciones.
  • Al tener solo algunas letras legibles, indica que toma ciertas reservas antes de conceder su confianza a los demás.
  • La utilización de las mayúsculas en la firma permite deducir que tiene una buena autovaloración y autoimagen.
  • Al utilizar el nombre y apellido, demuestra un equilibrio entre el rol familiar y social. El ‘Yo’ íntimo y la tradición.